10 alimentos a evitar durante el embarazo

10 alimentos a evitar durante el embarazo

10 alimentos a evitar durante el embarazo

Las mujeres que están esperando un hijo deben tener mucho cuidado con su propia dieta para asegurarse de que ellas y su feto reciban la cantidad adecuada de nutrientes y energía. Deben considerar cuidadosamente qué alimentos deben excluirse o restringirse dentro de su dieta para evitar la posibilidad de contraer infecciones perjudiciales para sí mismos y para el niño.

Proponemos algunas pautas de comportamiento alimentario que podrían representar una parte de lo que su médico le indicará durante el embarazo, con respecto a los alimentos a excluir de la dieta o a consumir con precaución.

1 Carne y pescado crudo

Los filetes de sangre, las aves crudas, los patés frescos, pero también los mariscos crudos deben evitarse durante el embarazo debido a la posible contaminación bacteriana y al riesgo de contraer toxoplasmosis o salmonella. También preste atención al sushi, sashimi, pescado crudo y pescado en conserva crudo o sólo parcialmente cocido, pero también a las ostras y otros mariscos crudos.

2 Conservas de carne

Con especial referencia a la carne cruda en conserva o sólo parcialmente cocida. El riesgo es que puedan estar contaminados por la bacteria responsable de la listeriosis, una enfermedad infecciosa que podría causar molestias al feto.

3 Peces con riesgo de mercurio

Deberían evitarse las especies de peces que se consideran en mayor riesgo de contaminación por mercurio, ya que esta sustancia se ha relacionado con posibles daños en el desarrollo del feto, con especial referencia al cerebro. Estos incluyen: pez espada, atún, anguila, tintorera. Tenga cuidado también con otros tipos de peces, que podrían estar contaminados debido a la contaminación del agua en algunas áreas, como la trucha y el salmón.

4 Huevos crudos

Los huevos crudos y cualquier otro alimento crudo que los contenga no deberían consumirse para evitar el riesgo de exposición a la infección por salmonela. Por lo tanto, preste atención a la mayonesa y otras salsas frescas a base de huevo preparadas en casa y a las cremas y dulces preparados sólo con una cocción corta como el mascarpone, tiramisú, pastelería, helado casero, crema brulé y zabaione.

5 Quesos con corteza blanca

Consumir con precaución debido a la posibilidad de contraer listeriosis en caso de contaminación. Los quesos con corteza blanca pueden incluir brie, camembert y taleggio. Los riesgos se reducen si forman parte de los ingredientes de platos calientes que se espera cocinen durante mucho tiempo.

6 Quesos azules

Nos referimos en particular al gorgonzola y al roquefort, que sólo deben consumirse en platos que impliquen una larga cocción. También preste atención a los quesos no pasteurizados como la fontina. Todos los demás quesos, si son pasteurizados, no deberían crear problemas.

7 Leche cruda

La leche no pasteurizada podría ser un vehículo para la bacteria de la listeria. El consumo de leche cruda suele estar prohibido a las mujeres embarazadas, que, en caso de que decidan tomar leche, deben recurrir exclusivamente a la leche pasteurizada.

8 Alcohol y cafeína

El consumo de alcohol, incluso en pequeñas cantidades, puede interferir con el desarrollo del feto y puede ser perjudicial incluso después del nacimiento, durante el período de lactancia, cuando debe evitarse su uso. La cafeína debe evitarse o consumirse con extrema moderación. El consumo excesivo de cafeína se ha asociado con nacimientos prematuros y la posibilidad de aborto.

9 Frutas y hortalizas mal lavadas

Tenga cuidado con las frutas y verduras sin lavar, incluidas las envasadas y declaradas listas para su uso. Las frutas y verduras deben lavarse siempre con sumo cuidado para evitar el riesgo de contraer toxoplasmosis.

10 Alimentos y bebidas endulzados artificialmente

Los alimentos y bebidas que han sido endulzados artificialmente deben evitarse absolutamente mediante el uso de sustancias como el aspartamo, cuyo consumo en las mujeres embarazadas se ha vinculado a la posibilidad de daños en el desarrollo del feto, con especial referencia a los daños cerebrales en áreas dedicadas al aprendizaje y control hormonal. Es mejor optar por edulcorantes naturales como la stevia.

Juan Zalazar